Ventajas de la Ultracavitación

Entre las principales ventajas de la ultracavitación destaca sobre todo por ser una alternativa sencilla, accesible, sin cirugía para adelgazar y eliminar la celulitis, obteniendo así una redefinición de la figura. En este sentido también resulta muy interesante su versatilidad, ya que la ultracavitación puede ser aplicada en diferentes zonas del cuerpo como por ejemplo el abdomen, tanto central como la lateral, los glúteos, los muslos, las rodillas, los brazos y las piernas, aunque los resultados dependen en particular de cada caso, opiniones de especialistas afirman la reducción de hasta dos tallas en una sola sesión.

Al ser un método que recurre al bisturí no requiere de reposo, atributo que le permite ser reconocido como la alternativa más eficaz a la liposucción, sobre todo para la eliminación de grasa en zonas especificas del cuerpo, permitiendo que se pueda moldear la figura. Recurrir a la ultracavitación no perjudica zonas circundantes del cuerpo de las áreas donde es empleado, siempre y cuando no se aplique en áreas de los órganos, por otra parte este método destaca porque puede brindar resultados de manera permanente, así como también de ser una alternativa muy efectiva para combatir la celulitis en zonas especificas, en particular para las mas difíciles.

Recomendaciones antes y después de realizar ultracavitación

Como parte de las recomendaciones antes de realizar ultracavitación se incluye en primer lugar la consulta de un profesional especialista con experiencia en la aplicación de este método, sobre todo para verificar los efectos secundarios o contraindicaciones en particular para cada uno de los casos. Evitar la aplicación de la ultracavitación en personas con padecimientos circulatorios, de corazón o tengan marcapasos, así como también en personas que tengan la piel con poca hidratación o que se encuentre con quemaduras o algún problema dermatológico, adicionalmente también destaca la aplicación de la ultracavitación dentro del rango de frecuencia recomendado por medio del ultracavitador.

En las recomendaciones después de realizar ultracavitación destaca la hidratación, en promedio de un litro de agua antes y después de cada sesión, así como también de la realización de actividad física y hábitos saludables de alimentación. Además de tener niveles de triglicéridos y colesterol en rangos normales, también es recomendable evitar el consumo de alimentos con abundantes hidratos de carbono tanto de manera previa como en los días posteriores a la aplicación de la ultracavitación, finalmente y de manera complementaria se recomienda un tratamiento de termoterapia, radiofrecuencia o drenaje linfático, así como también de un reposo entre cada grupo de 8 0 10 sesiones.

One Response

  1. Miulvis Kivelier

Leave a Reply